Municipios > Urique > Tradiciones ancestrales cobran vida en Urique

Tradiciones ancestrales cobran vida en Urique

24 de abril

171visitas 03:10pm

Siglos después de la llegada de los primeros misioneros a la Sierra Tarahumara, ciertos pasajes evangélicos que fueron adoptados por los rarámuri persisten aún en las celebraciones de la Semana Mayor en Urique.

La fiesta máxima de expresión religiosa es el centro de la vida tarahumar, que se manifiesta en comunidad y constituye prácticamente el único acontecimiento social.

Para ellos, el baile es la forma de orar, de ayudar a Dios, de participar en la lucha entre el bien y el mal. El Pascol es la danza de las fiestas de Semana Santa.

El combate contra las tinieblas se da en una danza misteriosa cargada de fuerza vital y salvaje que proviene del comienzo de los siglos, señala Wheeler Romayne, en su libro “La vida ante los ojos de un rarámuri”.

Su encuentro con sus ancestros se llena de luz, color y misticismo; los danzantes colocan ramas de pino que marcarán el camino de las múltiples procesiones; aquí participan dos grupos, uno representa el bien y otro el mal, pues aunque distantes ambas acciones o sentimientos viajan o se bifurcan a lo largo de la vida de todo ser humano.

En la escenificación los rarámuris representan a los chabochis (hombres blancos y mestizos), el grupo de los malos, quienes se pintan de blanco y son partidarios de Judas. En la danza simbólicamente andan en todas partes y dominan la situación, pero al final son vencidos y triunfan los representantes del bien.

Estas vivencias marcan un antes y un después para quienes tienen la fortuna de presenciarlas en la Semana Mayor, pues nutren nuestra cultura y abren una puerta para entender las raíces de nuestros pueblos originarios.

ooo---000---ooo

Más sobre Urique: